jueves, 5 de junio de 2014

Mentoring en entidades del tercer sector (Segunda parte)

En esta entrada desarrollo la etapa tercera del proceso de capacitación de voluntarios a mentores en entidades del tercer sector, al hilo de la entrada anterior de fecha tres de junio de 2014.
La tercera etapa, comprende la planificación del programa de capacitación con la identificación y diagnóstico de necesidades y desarrollo de las actividades para llevar a cabo el plan. 
La identificación de necesidades de capacitación se obtiene de los cuestionarios de autodetección (metas y objetivos del mentor-voluntario, responsabilidades, actividades y acciones ejercidas como voluntario y futuras como mentor y, por último,necesidades de cualificación, de perfeccionamiento, de conocimiento del propio programa y de otros programas de la fundación) y de la observación directa mediante una simulación de mentoring realizada por expertos.
Además, se entrevistará al coordinador del plan de voluntariado y al coordinador de cada programa sobre las necesidades que han detectado. Con los resultados obtenidos por las tres vías: cuestionarios de autodetección, observación directa y entrevistas se realiza un diagnóstico de la situación actual mediante una matriz de datos. Se procurará que las tres vías detecten tres o cuatro mismas necesidades y con estas mismas se concreta el plan de acción.
El programa de capacitación parte de sesiones de formación de una hora y media a la semana presenciales de un total de 6 horas, en donde se utiliza un tipo de aprendizaje por pasos: consiste en secuencias que van desde la más sencilla a la más compleja y una vez superada la más fácil se pasa a otra más difícil. Estas sesiones versan sobre las funciones de un mentor:
-         Presentar a la fundación como una organización de referencia en educación emprendedora, y ser transmisor de sus valores de creencia en el potencial ilimitado de los jóvenes, el compromiso con los principios de economía de mercado y el espíritu empresarial, pasión, honestidad, integridad y excelencia, respeto por el talento, y la creatividad,de los individuos.
-         Desarrollar competencias en el voluntariado para el desempeño eficaz de su labor tanto en los programas específicos de la fundación como en habilidades transversales (toma de decisiones, resolución de conflictos y habilidades del formador).
-         Interactuar con voluntarios de diferentes procedencias: voluntarios corporativos y voluntarios independientes, que cada uno de ellos explore y respete las similitudes y diferencias del otro y llegar al fin común del grupo, disfrutar de la experiencia de voluntario y repetir en años futuros.
-         Crear una red de aprendizaje basada en una relación de confianza entre el mentor y los voluntarios. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario